¡Matemático del siglo pasado demuestra la inexistencia de Mujica!

Desde que Hegel se indispusiera con la matemática en nombre de una lógica de los contrarios, y Marx la adaptara para sus fines, las relaciones entre lógica formal e izquierda han sido tensas. Tensas como calzón de gordo, digamos, o sea, sumamente escabrosas, casi antagónicas. Mientras que los dialécticos veían la coherencia formal como un momento de un proceso contradictorio, los formalistas señalaban que ningún sistema que negara el principio de no contradicción podía aspirar a la verdad. En tanto los primeros deseaban interpretar la historia como un desarrollo regido por leyes, los segundos intentaban alejar de sus preocupaciones toda injerencia temporal.  Desde entonces, los desencuentros han sido permanentes.
En algunos casos, estos se basaban en argumentos puramente científicos, pero en otros, como sucedió con Gottlob Frege y su nacionalsocialismo, o Frank Ramsey y su denuncia del “bolchevismo” de Brouwer y Weyl, parecen más bien reacciones personales que consideraciones rigurosas.
Lo cierto es que, ya sea por el debate acerca de la historia y su carácter científico, ya sea por cuestiones puramente políticas, o sea por la razón que sea, esto ha marcado una postura hacia, y desde, las matemáticas con respecto a temas más amplios. El bolchevismo puede alojarse en el teorema mejor probado; el nazismo puede acechar detrás de la fórmula más ingenua. Es necesario cerrar el paso a la revolución o a la reacción desde cualquier lugar que provenga, y a veces, como hemos visto, proviene de la menos sospechosa y más aséptica de las ciencias.
Fue así como, trabajando sobre los axiomas de Peano, Russell y Whitehead, el profesor de Harvard Henry M. Sheffer descubrió una manera de adelantarse al progresismo latinoamericano de principios del siglo XXI, y más concretamente, a uno de sus más acabados exponentes, nuestro PP. Mujica, y negarlo. Así como lo leyó, y si no me cree, y no veo por qué no habría de hacerlo, le ruego consulte cualquier manual elemental de lógica matemática, o “Pepe Coloquios”, y lo compruebe por ud. mismo. ¿Que no tiene un manual de lógica matemática? Pues yo sí (aunque no “Pepe Coloquios”), aguarde un momento. A ver:
“A partir de p/p (p es incompatible consigo misma) podemos derivar p/p = -p. Esto se concluye porque, si p es incompatible consigo misma, p es falsa, y por tanto p/p= no p”.
Allí lo tiene: el PP no sólo es incompatible, sino que además es falso; el PP no existe. Sobra decir que, en esta guerra sin cuartel, los lógicos del MPP (que se lee “Mujica-PP, lo que demuestra el carácter personalista y autocrático de este movimiento, pero ese es otro asunto) trabajan con ahínco para refutar la demostración ofrecida por el académico canalla en cuestión. Ampliaremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s