Instrucciones para hacer una película de culto:

 

– Comience con un plano corto, en blanco y negro, filtro polarizado, seguido de un travelling, de un angustiado personaje frente a un vaso de fuel oil pesado mezclado con una flor de loto marchita, echando humo.

– Delimite la preocupación principal del mismo y las condiciones que impiden su resolución: por ejemplo, un hipertenso con problemas de ansiedad sentado en una mesa de McDonald’s ante una hamburguesa de grasa (protagonizado por Denis Hopper). La misma despide grandes cantidades de humo. Establezca que el dilema moral surge del relativismo posmoderno y la proliferación de opciones y no de la imposición externa kantiana. Zoom out desde  el centro de la hamburguesa y fundido en negro.

– Introduzca un personaje secundario que refleje sus miserias. Sin diálogos.

– Introduzca a un narrador tipo film Noir.

– Quite al personaje secundario a través de un hecho azaroso de corte existencial, como la ingesta de 10 hectolitros de jabón Bao diluidos en gas oil de alto octanaje.

– Haga de la ingesta de la hamburguesa un acontecimiento compulsivo, por ejemplo a través del ascenso del fascismo y la consiguiente orden de un capitán (mudo) que gesticula “¡Que te comas la hamburguesa!” El personaje no comprende las señas y se deprime.

– Trasládelo a un ambiente pequeñoburgués (mediante una rápida y vigorosa escena de road movie onda Wim Wenders) y rodéelo de pusilánimes como él, pero sin apremios cardíacos.

– Mate a varios a de sus compañeros sin determinar las causas.

– Narre con largas tomas a través de la ventana la consolidación del fascismo en el exterior. Aísle psicológicamente a Denis Hopper para marcar el contraste.

– Escinda al narrador en un metanarrador freudiano como representación del super-yo y mantenga la ambigüedad sobre la relación entre ambos. Haga que discutan las opciones.

– Procúrele a Denis Hopper un arma.

– Haga entrar al capitán nazi a la habitación con una hamburguesa, gesticulando violentamente como en el McDonald’s “¡Que te comas la hamburguesa, dije!”

– Denis Hopper deja el arma sobre la mesa y empieza a cantar como la protagonista de Alice Doesn’t live here anymore. Los nazis lo humillan como a la protagonista de Paths of Glory.

– A Denis Hopper no le cabe la situación y se ve enfrentado nuevamente al relativismo moral triádico (el arma, el micrófono y la hamburguesa) mientras la desintegración psíquica avanza en forma de monólogo interior. El metanarrador se toma el palo.

– Ingresa Vigo Mortensen por una ventana, le quita el arma al capitán nazi y sus subordinados también se toman el palo. El nudo dramático se desata…

-…¿o no? Vigo Mortensen apunta la pistola a la cabeza de Denis Hopper y pronuncia, sílaba por sílaba, las palabras que el yo freudiano había reprimido durante las escenas de descomposición psíquica de la subjetividad (!!!) “¡Que te comas la hamburguesa, dije!”

Ahora ud. es un director de culto.

Nota Adicional: No olvide decretar la muerte del cine gracias a su obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s